Fuerza máxima

De Wiki de las Ciencias del Deporte y la Salud
Saltar a: navegación, buscar

La fuerza máxima es la mayor fuerza que puede desarrollar el sistema neuromuscular por medio de una contracción máxima voluntaria. La fuerza máxima se verá condicionada por algunos factores:la sección transversal del músculo, la coordinación de los músculos implicados en el movimiento en cuestión, y la coordinación intramuscular.

Es el uso de la resistencia para lograr la contracción muscular e incrementar la resistencia anaeróbica, la fuerza muscular y el tamaño de los músculos. La fuerza máxima se puede mejorar gracias a la mayor hipotrofia muscular o una mejor sincronización de las unidades motoras Hay dos tipos de formas de hipotrofia: Trabajo extensivo con cargas elevadas: Se intensifica los procesos metabólicos en condiciones anaeróbica. La velocidad de los ejercicios es lenta, ya que esto permite mayor tensión. Trabajo extensivo con cargas medias: Con un alto volumen y caras incompletas, similar al anterior.

Sincronización de las unidades motoras (propiamente dicho velocidad), también tenemos dos tipos: Concéntrico: Acciones musculares de muy alta intensidad. La velocidad es máxima, la pausa completa y casi nunca se llega a seis repeticiones Excéntrico-concéntrico: Afecta al desarrollo de la fase de alargamiento muscular. Con respecto al mejoramiento de la fuerza máxima desde la perspectiva de la sincronización de unidades motoras, es bueno recordar que “los esfuerzos concéntricos y excéntricos máximos de corta duración provocan sobre todo un incremento de la fuerza por mejora de la coordinación intramuscular. La mejora de la coordinación intramuscular aumenta la fuerza sin incrementar la sección transversal del músculo (hipertrofia) y por consiguiente, el peso del sujeto”. (Weineck, 1988)

Podemos enfocar el entrenamiento de la fuerza máxima a través de tres enfoques de entrenamiento: el levantamiento pesado, el entrenamiento excéntrico y el entrenamiento isométrico.

Levantamientos pesados: Trabajaremos con un porcentaje de carga del 85-100% de nuestra RM a través de ejercicios clásicos multiarticulares o compuestos como son la sentadilla, el peso muerto, el press de banca, remo con barra, etc.

Entrenamientos excéntricos: Trabajaremos con un porcentaje de carga del 90-100% de nuestra RM descendiendo la carga de forma lenta y controlada (2-4 segundos) Utilizaremos un rango de repeticiones bajo (3-6) y resulta muy importante la ayuda de un o dos compañeros que levanten la carga en la fase concéntrica del ejercicio.

Entrenamientos isométricos: Trabajaremos ejerciendo la máxima fuerza que podamos contra una resistencia inamovible durante pocos segundos (6-12) y con pocas series (2-5)

(Christian Thibaudeau, 2007)